ALIVIO

Es un sentimiento de ligereza. ALIVIO es la acción y efecto de aliviar o aliviarse, quitar a alguien o algo parte del peso que sobre él o ello carga. Se puede decir que es una buena sensación. Gusta sentirse aliviado, más cuando se han pasado por malos momentos.

Cuando se ha estado enfermo y te recuperas finalmente, es un ALIVIO.

Cuando has trabajado durante toda una semana casi las 24 horas del día y llega el fin de semana, es un ALIVIO.

Cuando has estado estudiando al cien por cien y apruebas un examen, es un ALIVIO.

Cuando has hecho algo mal y has sido capaz de arreglarlo sin causar males mayores, es un ALIVIO.

Cuando llega la nómina después de pasar la última semana del mes “muy justitito”, es un ALIVIO.

Cuando estornudas, es un ALIVIO.

¿Qué es para tí un ALIVIO?

LIBRO

Un libro abierto es un cerebro que habla; cerrado un amigo que espera; olvidado, un alma que perdona; destruido, un corazón que llora. Así describe la palabra LIBRO un proverbio hindú. Una bella definición para un objeto que todos hemos tenido alguna vez en nuestras manos.

Un LIBRO supone conocer aquello que posiblemente jamás conocerías de otra manera. Te enseña el mundo, te muestra personas, personalidades, anécdotas… Es un compendio de páginas llenas de letras y palabras que adquieren un signifcado muy personal e individual para cada uno de nosotros.

Tener un LIBRO entre las manos, leerlo, manosearlo supone cierto placer para muchos. Es un hábito, el de la lectura, que todos deberíamos tener adquirido y activo. Ahora, con el verano, es un buen momento para que aquellos que no tengan este hábito lo adquieran y para los que ya son experimentados lo exploten aún más.

¿Qué mejor estampa que una tumbona al sol, sea en la playa o en la montaña, con una buena bebida refrescante y un LIBRO entre tus manos? Sólo nos queda decidir qué LIBRO saborear. ¡ABCaos admite propuestas!

Propuestas de libros para el verano.

PACIENCIA

El Diccionario de la Real Academia Española de la Lengua define PACIENCIA como la capacidad de padecer o soportar algo sin alterarse; capacidad para hacer cosas pesadas o minuciosas;  la facultad de saber esperar cuando algo se desea mucho; lentitud para hacer algo. También se dice del resalte inferior del asiento de una silla de coro, de modo que, levantado aquel, pueda servir de apoyo a quien está de pie. Se llama PACIENCIA a un bollo redondo y muy pequeño hecho con harina, huevo, almendra y azúcar y cocido en el horno.

En general el uso de PACIENCIA supone tolerar o consentir alguna cosa que nos hace “sufrir” o que en cierta manera “mengua nuestro honor”. Se habla de PACIENCIA también como la “madre de la ciencia”. Ya lo decía  Isaac Newton: “Si he hecho descubrimientos invaluables ha sido más por tener paciencia que cualquier otro talento”.

Todos, en algún momento de nuestras vidas, padecemos, sufrimos, consentimos, aconsejamos PACIENCIA. Siempre esperamos “algo” que tarda en llegar. Cuando eso sucede, sólo nos queda dos opciones: Ser PACIENTES o que la gota colme el vaso, considerar que ese sentimiento de consentimiento que nos genera cierto dolor ya no vale la pena padecerlo y pasar página.

¿En qué momento se agotó tu PACIENCIA?

ABUELOS

Padres de nuestros padres. Los ABUELOS, nuestros seres más queridos. Nos cuidan, nos miman, nos educan y lo hacen de tal forma que desde pequeños llegamos a pensar que nos quieren y los queremos más que a nuestros propios padres. Todos tenemos recuerdos de infancia en los que los ABUELOS son parte protagonista, bien sea por sus paseos al parque, sus enseñanzas, historietas y, especialmente, en el caso de las abuelas, por su exquisita cocina casera.

Se dice que los ABUELOS crían a sus nietos con mano blanda, son sus ojitos derecho sin duda alguna y para los nietos sus ABUELOS son los mejores del mundo también. Ambas partes establecen una relación de ternura incomparable e inolvidable.

Por ello, desde 1998 la ONG Mensajeros de la Paz celebra EL DÍA DEL ABUELO. Fecha que este sector de la población pretende convocar de manera oficial en España también. Sin embargo, según el país y diferentes organizaciones existen distintos días para celebrar este evento, siendo el 1 de cotubre el más extendido desde que en 1990 la Asamblea de las Naciones Unidas propuso esta fecha para conmemorar el Día Internacional de las Personas Mayores.

Sea el día que sea, hoy queremos honraros: ¡FELICIDADES ABUELOS!

Un abuelo es una persona con plata en el pelo y oro en su corazón.

BOMBA

El Diccionario de la Real Academia Española muestra una treintena de definiciones sobre BOMBA. En estos días, después de lo ocurrido en Oslo, todos hemos usado esta palabra para refereirnos a este “artefacto explosivo provisto del artificio necesario para que estalle en el momento conveniente”.

El término BOMBA generalmente nos remite a masacres y dramas. Desgraciadamente, todos escuchamos y leemos casi a diario la explosión de BOMBAS en alguna parte del mundo y, en el caso de España, tenemos gran conciencia de ello debido al terrorismo de ETA, que durante años ha provocado miles de pérdidas. Tampoco hay que olvidar las repercusiones que estos artefactos provocaron en el 11-M, cuando el terrorismo islámico mostró su crudeza en Madrid.

Cuando hablabamos de BOMBAS y atentados, nadie asociaba este término a un país como Noruega, reconocido como el centro de paz mundial y donde se otorgan cada año el Premio Nobel en esta categoría. Un evento que, sin embargo, sí que está relacionado con la palabra que ABCaos propone para hoy, ya que se trata paradojicamente, de un certamen promovido precisamente por el inventor de la dinamita, Alfred Nobel.

Con lo ocurrido en Oslo, donde un centenar de personas han perdido la vida, queda patente que nadie ni nada esta a salvo de este tipo de artefactos. Pese a que pudieron inventarse para otros fines, hoy en día y tal como se muestra a lo largo de la historia, es el arma para todos aquellas grupos y personas que no tienen ningún aprecio por la vida, ni las personas.

En fín, en momentos como estos, sólo queda acordarse de las victimas y replantearse medidas para evitar masacres como la sufrida en la hoy desolada capital de la Paz.