DISTURBIOS

Cuando se producen alteraciones de la paz y la concordia en una convivencia se habla de DISTRURBIOS. Estos días, lo saben bien los londinenses de las áreas periféricas de la capital inglesa y debido a la gravedad de estos DISTURBIOS, todos habremos nombrado este término al comentar los hechos acontecidos desde el pasado sábado en Londres.

Los medios de comunicación se hicieron eco de la muerte de un joven en el popular barrio de Tottenham el pasado fin de semana. Las revueltas y los disturbios se sucedieron por parte de los ciudadanos tras conocer que el fallecimiento del joven fue causado por los tiros de un policia de la ciudad. Parece que esta desgracia fue la gota que colmó el vaso para muchos vecinos de la capital, que viven inmersos en una tensa relación entre las minorias raciales y las fuerzas de seguridad acusados de excesiva dureza contra este sector de la población.

Saqueos, vandalismo, ataques contra la Policia, incendios provocados… Estos y otros más altercados son los DISTURBIOS sufridos en muchas áreas de Londres. Son muestras de odio, desesperación, descontrol que se están contagiando por zonas y, ahora, también por ciudades.  Y es que las tensiones sociales, las injusticias, los maltratos, el racismo entre comunidades sólo pueden generar algo tan triste como lo que está pasando.

¿Cómo acabará todo esto?

Tottenham, inicio de los DISTURBIOS