LOTERÍA

Es un golpe de suerte al que todos, al menos una vez en la vida, tentamos comprando un billete de LOTERÍA. Jugar juegan muchos, pero la LOTERÍA sólo toca a unos pocos que tienen la suerte de comprar el billete premiado.

Durante estos días, se habla aún más de la LOTERÍA a partir de que el Gobierno ha aprobado sacar a la Bolsa el 30 por ciento de la que fue la Sociedad Estatal de Loterías y Apuestas del Estado. Así, después de dos años de tramitaciones la LOTERÍA será una empresa privada.

Dicho cambio supone muchos cambios, especialmente a sus empleados, pero lo que seguro que no cambia es la ilusión de que nos toque la LOTERÍA. Un empujón de suerte para comenzar una nueva vida, tapar agujeros y hacer todo aquello con lo que soñamos. Jugar a la LOTERÍA es un acto de esperanza, de ilusión e incluso de perseverancia, pero con esta privatización, ¿cómo se vivirán las próximas Navidades con el Gordo y El Niño? ¿Volverá nuestro calvo favorito?