CEMENTERIO

Acaba el puente del 1 de noviembre y, aunque muchos se despertarán con resaca después de haber celebrado la fiesta de Halloween, hoy es un día en el que muchos otros dedican la jornada a recordar de una manera especial a los seres queridos que ya no están entre nosotros. Es el Día de Todos los Santos, momento en el que se rememora a los difuntos y por ello, es el día en el que el CEMENTERIO contará con más visitantes de lo habitual.

Tumbas y panteones se llenarán de flores rodeados de familiares. En los principales CEMENTERIOS de las grandes ciudades habrá cola para entrar a estos santuarios y aún estará más ajetreado en las localidades más pequeñas donde la población es más anciana y más comprometida a lo que es la celebración de este primero de noviembre.

Acudir al CEMENTERIO no parece, a priori, una de los planes más atractivos para celebrar un día de fiesta nacional, pero es una tradición muy arraigada en países de culto cristiano como España y, sobre todo, se trata de una jornada muy emotiva para los que siguen queriendo tener muy presentes a los que ya nos dejaron.