PASEO

Para hoy queremos proponer una actividad. De este modo, la palabra seleccionada es PASEO, que consiste en ir andando en distancias más o menos cortas por zonas dedicadas a ello, o no. Y es que lo bueno del PASEO es precisamente que se puede practicar donde uno quiera o mejor le venga.

Podemos PASEAR para ir al trabajo si la distancia es razonable; en un parque para respirar aire fresco; en el campo para desintoxicarnos aún más de la polución de las grandes ciudades; en la playa para aquellos afortunados que tienen la costa cerca de sus residencias. En fín, hay una interminable lista para ejercitar la acción de PASEO, sólo hace falta voluntad y que el tiempo acompañe. Pero, incluso las condiciones meteorológicas tampoco son una excusa para no dar dichos PASEOS, ya que aunque haga un poco de frio, siempre se puede caminar con comodidad si se lleva la ropa adecuada.

Es una actividad que, además, se puede hacer acompañado o en solitario. Tampoco sirven pretextos como no tener con quien ir de PASEO. Es algo que todos deberíamos hacer habitualmente puesto que es algo sencillo, barato y al alcance de todos. Tan solo necesitamos un calzado cómodo, una ropa apropiada, como ya hemos dicho, y especialmente, un poco de motivación. Y es que pocas cosas son tan económicas y rentables para la salud física y mental.

Si lo que os falta para lanzaros a dar un PASEO es motivación, aquí os dejamos algunas de las ventajas que conlleva PASEAR: Reduce el estrés, aumenta el suministro de oxígeno al cerebro y contribuye a retardar la pérdida de minerales por parte de nuestro cuerpo.Además es bueno para el corazón porque mejora el funcionamiento del sistema cardiovascular; endurece y tonifica los músculos y, por último, ayuda a quemar calorías, lo que equivale a pérdida de peso.

Ahora, ¿te apetece ir a dar una vuelta?