GLUCOSA

Iniciamos la semana con un término de salud: GLUCOSA. Se conoce también por dextrosa y se trata de un azúcar o hidrato de carbono elemental a partir del cual el organismo obtiene energía de rápida utilización. Este término es especialmente relevante cuando se habla de la enfermedad de la diabetes, de la cual se celebra hoy su día mundial.

La GLUSCOSA es una sustancia que el cuerpo humano debe asimilar y si no es así se genera este desorden metabólico que afecta entre el cinco y el 10 por ciento de la población mundial.

La diabetes mellitus es una enfermedad producida por una alteración del metabolismo caracterizada por un aumento de la cantidad de GLUSCOSA en la sangre y por la aparición de complicaciones microvasculares (enfermedad de los vasos sanguíneos finos del cuerpo, incluyendo vasos capilares) y cardiovasculares (relativo al corazón y los vasos sanguíneos) que incrementan sustancialmente los daños en otros órganos (riñones, ojos, corazón, nervios periféricos) y la mortalidad asociada con la enfermedad y reduce la calidad de vida de las personas.

Cada 14 de noviembre se presta especial atención a esta enfermedad que aún no tiene un tratamiento de cura y por ello en cada acto se recalcan mensajes como los de este año:

  • La diabetes mata: 1 persona cada 8 segundos, 4 millones de personas cada año.
  • La diabetes no discrimina: Afecta a todas las edades, ricos y pobres y a todos los países.
  • No podemos seguir ignorando la diabetes: 4 millones de vidas perdidas cada año, 1 millón de amputaciones al año, millones perdidos en ingresos y productividad.
  • La atención esencial para la vida es un derecho, no un privilegio: Educación, medicinas, tecnologías.
  • Elija salud: Demande alimentos y ambientes saludables, manténgase activo y coma bien. Usted puede marcar la diferencia.