DESAPARICIÓN

Hablamos de la acción y efecto de desaparecer. Una palabra, DESAPARICIÓN, que inevitablemente nos remite a un sentimiento de malestar, de dolor, especialmente cuando nos referimos a la DESAPARICIÓN de personas.
Cada año, los medios de comunicación cubren acontecimientos de este índole. Son especialmente dramáticas, las DESAPARICIONES referentes a menores de edad.
Existen muchos casos sin resolver e, incluso otros tienen un final aún peor que el hecho de no saber donde depara el hijo o hija de alguien. Durante este año, la DESAPARICIÓN de dos niños en Córdoba ha ocupado muchas portadas de periódicos y minutos de televisión y radio.
La situación sigue sin resolverse. La madre de los niños está desesperada, el padre se encuentra en la cárcel por presunta implicación, pero ¿y los niños? La pista ahora se sigue en Portugal.
En fechas como las de esta semana, cuando los niños son los principales protagonistas, resulta aún más triste que existan este tipo de acontecimientos. El 8 de enero se cumplen tres meses de la desaparición de los niños de Córdoba.
Esperemos que reciban el mejor regalo que puedan tener de los Reyes Magos: Volver a su hogar y estar con su madre.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s