BLEDO

Vamos a dar protagonismo a un término cuyo significado es el de indiferente, insípido, de desinterés. En general,  empleamos BLEDO con expresiones con las que queremos hablar de algo que es de poco o ningún valor.

Pues bien, para hoy, BLEDO cobra cierto interés para mostrar a que se debe dicho significado. Todos conocemos la expresión “me importa un BLEDO“. Y aunque, como en mi caso, no sabía lo que era un BLEDO, tenía claro que esta frase venía a decir que algo daba igual, no importaba.

Por un amigo, que me sugirió esta palabra para ABCaos, apareció mi curiosidad por el BLEDO. Resulta que se trata de una especie de acelga que puede ser blanca o roja cuyo sabor brilla por su ausencia. Conociendo esto, la archiconocida expresión cobra sentido. Pero, no es el único vegetal que ha generado expresiones de cierto desprecio: “me importa un comino, un pimiento, un rábano o un pepino” vienen a significar lo mismo. Aunque estos más que por insípidos, están infravalorados por ser abundantes, por su omnipresencia en cualquier cocina que se precie o por estar al alcance de cualquiera. Y es que hasta en estas pequeñas cosas, lo abundante deja de ser importante.

Demos hoy una oportunidad al BLEDO. Aquí os dejo una receta para propbar suerte con este vegetal:

TORTILLA DE BLEDO

Ingredientes
Huevos
Aliños verdes, cilantro, perejil, ajo porro, cebollín
Pimentón
Cebolla
Harina de trigo
Hojas y tallos tiernos de pira o bledo.

Preparación
Primero se hierve agua para cocer las hojas. Luego se baten los huevos en una
taza junto a las hojas, a la que se le agrega la taza de harina. Luego se cortan
los aliños y se le unen con la mezcla. Se incorpora el bledo picado y se lleva a
cocinar en un molde, sea horneado o frito.