ABORTO

Ahora con las brillantes iniciativas del gobierno peperiano, las medidas para controlar la interrupción del embarazo pasan a ser un verdadero ABORTO pero de los derechos de la mujer. Parece que esto de la moda y cultura vintage ha calado hondo entre nuestros representantes en el Parlamento y, personajes como Gallardón quieren ir más allá de la vestimenta en esto de estilos clásicos,  y pretenden trasladarnos al pasado, con medidas tan retrogradas como la nueva ley del ABORTO o la que recientemente se ha discutido sobre  Seguridad Ciudadana, por citar otra de las brillantes medidas del último año.

Justifican su indefendible ley como la medida que protege al débil, al menor, al feto, al no nacido. Seres desprotegidos frente a sus madres que en muchos casos deciden ABORTAR no porque no los quieran, si no porque están en paro, no llegan a fin de mes, no pueden pagar sus hipotecas, tienen más bocas que alimentar… pero en fin estos no son motivos de peso para nuestro merecido Ministro de Justicia y su clan.

Ahora solo sirve la violación o justificar un “grave peligro para la vida o la salud física o psíquica” de la mujer, eso si, tiene que ser tan grave que ha de ser corroborado por dos médicos y un largo papeleo burocrático, que vamos, es ideal para ayudar a acelerar el proceso.

La medida busca tal protección al menor que ya ni la malformación fetal es motivo legal de ABORTO. Claro, es que este gobierno se preocupa tanto por la calidad de vida de sus ciudadanos, que por eso ha conseguido el vergonzoso honor de tener a casi un 30 por ciento de la población infantil viviendo bajo el umbral de la pobreza.

¿Por qué no se preocupan primero de los menores, jóvenes y adultos, ya nacidos y bastante sufridos, que están pasando verdaderas penurias en un país que avanza pero hacia atrás,  en vez de seguir tocando derechos sociales básicos?

Después de leer versiones de izquierdas y de derechas, nacionales e internacionales, me quedo con el calificativo que Iñaki Gabilondo ha dado a esta ley del ABORTO: Monumento a la hipocresía.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s