EMIGRACIÓN (del 12/12/2011)

Estamos en la época en la que la gente vuelve a casa por Navidad. Pero para hoy queremos destacar una palabra que significa todo lo contrario: EMIGRACIÓN. Consiste en dejar la población de origen para trasladarse a otra región. Los motivos son diversos. Puede ser causa de guerras, invasiones, razones personales, búsqueda de nuevas oportunidades.

A lo largo de la Historia, se han dado diferentes oleadas de EMIGRACIÓN. En España recordamos la salida masiva de ciudadanos durante el Siglo XX a países latinoamericanos o zonas más prósperas de Europa como Francia y Alemania hasta la llegada de la década de los 80, momento en el que el país se fue recomponiendo económica y anímicamente.

Pues bien, ahora nos  encontramos en una nueva oleada de EMIGRACIÓN. Motivo principal: la crisis y la falta de oportunidades para miles de jóvenes formados que deciden “escapar” a otros países y poner rumbo a sus vidas.

Existe el fenómeno, ¿quién no conoce a alguien que recientemente se ha mudado a otro país? Sin embargo, aún estamos a falta de datos estadísticos específicos que valoren el impacto de este movimiento migratorio.Cabe destacar las estimaciones publicadas por la Proyección de la población de España a corto plazo 2011-2021, del Instituto Nacional de Estadística (INE), en donde se advierte el comienzo del giro del péndulo (más EMIGRACIÓN que inmigración). Así, si se mantienen las tendencias actuales, la población española se reduciría hasta los 45,6 millones en 10 años. Se registrarán un 18,1% menos de nacimientos y un 9,7% más de muertes que en 2010. También el saldo migratorio será negativo a partir de 2011, ya que el número de 450.000 inmigrantes nuevos se verá compensado por la marcha al extranjero de 580.850 personas.