CONSTITUCIÓN

Día 6 de diciembre. Fecha de fiesta nacional en España en la que se conmemora la aprobación en referendum de la CONSTITUCIÓN en 1978. Se trata de la Carta Magna de un país en la que se recoge la ley fundamental de un Estado que define el régimen básico de los derechos y libertades de los ciudadanos y los poderes e instituciones de la organización política.

Hoy es un día de homenaje para este documento que representa en cierta manera la liberación del país tras vivir 40 años de dictadura. El Día de la CONSTITUCIÓN supone para muchos unas mini-vacaciones y poca cuenta se hace de la conmemoración de este evento en general. Pero, sin embargo, cada año las instituciones celebran diferentes eventos para rememorar la salida de este documento.

Uno de los eventos más relevantes es la reunión de todos los políticos en el Congreso de los Diputados. En esta ocasión, además de celebrar los 33 años de CONSTITUCIÓN española, se hace por primera vez con las Cortes disueltas a la espera de la formación del nuevo Gobierno encabezado por Mariano Rajoy.

Después de muchos discursos, los representates políticos harán corrillos con la prensa para comentar los últimas noticias de actualidad y, seguro, que se dan algunas pistas para tantear quién será la corporación que forme Gobierno con el PP. Mientras, el resto de ciudadanos (los más afortunados) estarán disfrutando de un día de descanso previo a las alocadas Navidades.

TECNÓCRATA (por Juan Ignacio Sanz)

Dice el diccionario de la Real Academia que es, en su segunda acepción, lo siguiente: Técnico o persona especializada en alguna materia de economía, administración, etc., que ejerce su cargo público con tendencia a hallar soluciones eficaces por encima de otras consideraciones ideológicas o políticas.

Esta grata palabra está ahora de moda por culpa de la crisis. En Grecia e Italia, dos países que están al borde del colapso debido a lo mal que lo han hecho sus respectivos gobiernos, sus primeros ministros, Yorgos Papandreu y Silvio Berlusconi, respectivamente, han sido sustituidos por  Lucas Papademos y Mario Monti, dos perfiles de tecnócratas que, supuestamente, calmarán a los mercados y lograrán que sus respectivos países salgan, deseamos que con buen pie, de los arrebatos nada pasionales de quiénes apuestan su dinero en las respectivas bolsas de valores.

Bueno es que en un país dado, ciertos ministerios o carteras de gran importancia -economía, sobre todo- pueden ser gestionadas con mayor eficacia por tecnócratas  en vez de por políticos, sobre todo en los últimos tiempos de la política donde comprobamos una y otra vez la baja cualificación de ciertos elementos públicos.

Lo que no es bueno es que, de repente, TECNÓCRATAS que no han sido elegidos democráticamente por los ciudadanos con sus votos, sustituyan a un dirigente que sí ha sido elegido por las urnas.

Y tú que piensas, ¿te parece bien que TECNÓCATRAS sustituyan a políticos elegidos democráticamente?, ¿llegará Mariano Rajoy a La Moncloa o será sustituido por un TECNÓCRATA en estos momentos de máxima gravedad para la situación económica de España?

ARGUMENTO

En plena campaña electoral, muchas de las palabras que nos merodean por la cabeza tienen que vez con las elecciones. Seguimos en esta sintonía para hablar del término ARGUMENTO. Una palabra de gran calado en estos días debido a que es el elemento fundamental de los candidatos políticos para convencernos sobre quién es el ideal para hacerse frente de la nueva gestión del país a partir del 20-N.

Pues bien, ARGUMETO es un término de origen latino (argumentum) que se basa en el razonamiento que se emplea para probar o demostrar una proposición, o bien para convencer a alguien de aquello que se afirma o se niega. La cualidad fundamental de cualquier ARGUMENTO es la consistencia y la coherencia. Y sobre esto, los políticos tienen que practicar al máximo para ofrecer sus ideas claras y convincentes a la ciudadanía.

En esta etapa electoral, se supone que nos deben informar de todas sus propuestas políticas y objetivos y éstos deben ser razonados y justificados con ARGUMENTOS consistentes. No es tarea fácil, más aún cuando se hablan de términos tan complejos que abarcar el área económica principalmente y de los que el ciudadano de a pie no suele tener muchos conocimientos técnicos. Por eso, los ARGUMENTOS deben ofrecerse mascados como chicles, claros y concisos y con una retórica que llame la atención para que logren su obejtivo: convencer con razonamiento.

Muchos políticos de la actualidad pueden tener grandes y buenas propuestas, pero hay que saber argumentarlas. Ante esto, ¿quién crees que es el mejor candidato cuyas propuestas son mejor argumentadas?